A010 Principios para la Modificación de Fiestas y Ayunos Menores

Se resuelve, con la aprobación de la Cámara de ________________,

Que los siguientes Principios de Modificación sean aprobados por la 80ª Convención General y sustituyan a los anteriores Principios ratificados recientemente por la 76ª Convención (2009) y publicados en Holy Women, Holy Men.

Principio de la modificación

Las calificaciones y los puntos de referencia para la inclusión en el calendario eclesiástico son los siguientes.

  1. Historicidad: Por ser el cristianismo es una religión radicalmente histórica, prácticamente cada instancia que se celebra en el calendario no es una realidad teológica ni un movimiento espiritual, sino testimonio ejemplar de la Palabra de Jesucristo.
  2. El discipulado cristiano: La muerte de lo santos, preciados en la mirada de Dios, es el testimonio supremo del poder de la Resurrección. Lo que se conmemora, por lo tanto, es el hecho de que en la muerte se completan las promesas hechas por un cristiano en particular durante el bautizo. Por lo tanto, el bautizo es un requisito necesario para inclusión en el Calendario.
  3. Significado: Los conmemorados deberán haber sido en su vida sirvientes extraordinarios, incluso heroicos de Dios y del pueblo de Dios y, por ejemplo, de Jesucristo. También pueden ser personas cuya obra creativa o cuya forma de vida ha glorificado a Dios, ha enriquecido la vida de la Iglesia o ha llevado a otros a una comprensión más profunda de Dios. De diversas maneras, los conmemorados revelaron la presencia y el señorío de Cristo durante toda la historia, y siguen inspirándonos para llevar adelante la misión de Dios en el mundo. La conmemoración nos recuerda así nuestra participación en la gran nube de testigos: nuestra propia pertenencia a una comunidad atemporal que nos rodea y apoya, equipándonos para el ministerio en el mundo y moviéndonos hacia la madurez en Cristo.
  4. Memorabilidad: El Calendario debería incluir a aquellos quienes, mediante su devoción a Cristo y su participación amorosa y jovial en la comunidad de los fieles, se merecen ser recodados por la Iglesia Episcopal el día de hoy. Sin embargo, a fin de celebrar la historia entera de la salvación, también es importante incluir a “quienes posiblemente se hayan borrado de la memoria de las cambiantes modas de preocupación pública, pero cuyo testimonio se considera importante para la vida y la misión de la Iglesia”·(Thomas Talley).
  5. Amplitud de la Inclusión: El Calendario incluye especialmente a los episcopales y a otros miembros de la Comunión Anglicana. Al centrarse sobre todo en los principios del testimonio y el discipulado cristianos, y honrar el movimiento del Espíritu Santo en el establecimiento de la observancia local, el Calendario busca representar toda la amplitud y profundidad del Cuerpo de Cristo.
  6. Observación Local y Orgánica: Del mismo modo, debería darse el caso de que ya existiera una conmemoración significativa de una determinada persona a nivel local y regional antes de incluirla en el Calendario.
  7. Perspectiva: Prescriptivamente debería ser el caso que una persona se incluya en el Calendario únicamente después de que hayan transcurrido dos generaciones o cincuenta años del fallecimiento de la persona. El paso del tiempo permite la puesta a prueba y el florecimiento de su testimonio cristiano.
  8. Niveles de Conmemoración: Las Fiestas Principales, los domingos y Días Santos tienen primacía de lugar en la observación litúrgica de la Iglesia. No parece apropiado distinguir entre las otras diversas conmemoraciones considerando que algunas tienen mayor o menor derecho a nuestra observación de las mismas. Cada conmemoración deberá tener el mismo peso por cuanto se refiere a la disposición de materiales de apoyo litúrgicos (incluso la indicación de tres lecciones).
  9. Distribución de las Conmemoraciones: Por lo general, la conmemoración conjunta surgirá a partir del testimonio cristiano compartido o de la fecha de la muerte. En algunos casos, habrá conmemoraciones no relacionadas en la misma fecha. En la observación de las fiestas menores, se puede ejercer la preferencia de la comunidad local.