La Cámara de Obispos informa a la Cámara de Diputados que el 12 de julio de 2018, consideró la Resolución A295 (Presupuesto: Adoptar el Presupuesto para la Iglesia Episcopal). El acto de la Cámara es:

Coincidir

Se resuelve, Que la 77a Convención General apruebe el presupuesto para 2019-2021 de la Iglesia Episcopal presentado por el Comité Permanente Conjunto sobre Programa, Presupuesto y Finanzas.

El Presupuesto de la Iglesia Episcopal para el periodo comprendido desde el 1 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2021, que será un presupuesto consolidado para Programas (misión), Gobierno y Administración, US$133,859,718.

La sección correspondientes Programas para Misión) que provee para los gastos (restrictos e irrestrictos) de misión y ministerio de la Iglesia se adoptan en un total de US$74,792,465.

La porción de Gobierno para la Misión, que contempla los gastos contingentes de la Convención General, el Consejo Ejecutivo, los Órganos Interinos, los gastos del Presidente de la Cámara de Diputados y Archivos, se adopta por un total de US$18,775,648.

Finanzas, Jurídico y Operaciones para la Misión dispone para las necesidades administrativas de las oficinas de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera en la cantidad total de US$40,291,471.

La política de financiamiento para el periodo del 1 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2021 se adopta sobre la base de una sola Petición a las diócesis. Después una exoneración de $140,000 de los ingresos totales, la Petición única establecida se aplicará a una tasa fija del 15% en 2019, 2020 y 2021 del saldo de ingresos a las diócesis, reportado en los estados de cuenta financieros para año dos años antes del año en que se aplica la Petición (p. ej., las Peticiones de 2019 se basarán en las cifras de ingresos reales de 2017). El término “ingresos” se define como: (1) todo el dinero enviado a las diócesis por las congregaciones; (2) todos los ingresos diocesanos irrestrictos provenientes de inversiones y legados, (3) los ingresos restrictos provenientes de inversiones y legados que son usados para sufragar los gastos del presupuesto operativo y, (4) cualquier otro ingreso proveniente de inversiones o iniciativas. Es decir que el ingreso incluirá aquellos fondos que financian los gastos normales de operación y programa de las diócesis. No se trata de aquellos ingresos transferidos para los programa y que son simplemente administrados por las diócesis, o por aquellos que podrían haber sido financiados directamente por las contribuciones o inversiones de una parroquia.

Nos complacemos en reconocer a las diócesis que han avanzado y a las que han cumplido y superado la meta durante 2016-2018. Esta clase de aportes establecen una sólida base financiera para la misión vital y el testimonio de la Iglesia Episcopal. Alentamos a todas nuestras diócesis a adoptar el Inicial para cumplir las prioridades de la misión que hemos adoptado en esta 79a Convención General.

Para el periodo presupuestario, se prevé que el los ingresos netos de las promesas diocesanas será US$83,405,850.

Durante el periodo presupuestario 2019-2021 las diócesis pagara sus Peticiones en doce cuotas anuales e iguales.

Con excepción de las Peticiones diocesanas, se proyecta que los demás ingresos ascenderán a un total de US$50,453,868.

Por la presente se autoriza la cuota de Ordenación General, misma que se espera cubrirá los gastos administrativos y de los exámenes para las Órdenes Sagradas. No se podrá impedir la participación en este examen al candidato a las Órdenes Sagradas que habiendo sido debidamente certificado por el obispo diocesano, no puede pagar el derecho correspondiente.

Se autorizan el cobro de matrícula y derecho de exposición cuyos montos se sumarán a los fondos enviados por las diócesis y será destinado exclusivamente a sufragar los gastos de la Convención General 2021.

En el ejercicio de sus autoridades respectivas, el Consejo Ejecutivo de la Convención General y El Comité Permanente Conjunto sobre Programa, Presupuesto y Finanzas estarán sujetos a las siguientes políticas:

Contando con las recomendaciones del Comité Permanente Conjunto sobre Programa, Presupuesto y Finanzas, anualmente el Consejo Ejecutivo ajustará el presupuesto a los ingresos tangibles del Consejo Ejecutivo para asegurar que la ejecución del Presupuesto de la Iglesia Episcopal para el año correspondiente se haga en base a un presupuesto equilibrado.

El año fiscal comenzará el 1º de enero.

Si en cualquier año el ingreso total anticipado para el presupuesto es inferior a la suma requerida para el presupuesto aprobado por la Convención General, la porción canónica del presupuesto para la Iglesia Episcopal tendrá prioridad sobre las otras áreas de presupuesto, con sujeción a las reducciones necesarias a fin de mantener un presupuesto equilibrado.

Los legados y las donaciones irrestrictas que se reciban durante el periodo presupuestario serán destinadas al fondo general de inversiones del cual, solamente la renta podrá ser usada para los propósitos generales de la Sociedad.

Los legados y las donaciones restrictas que se reciban durante el periodo presupuestario serán destinadas a los fondos específicos de los cuales, solamente la renta podrá ser usada para el propósito designado.

Cada organismos interino que proponga a la Convención General cualquier resolución con implicaciones financieras, deberá presentar al Comité Permanente sobre Programa, Presupuesto y Finanzas con una anticipación mínima de seis meses a la fecha de apertura de la Convención General un propuesta presupuestaria que incluya todos los costos estimados de contratistas y abastecedores de bienes y servicios.

Un informe anual de los ingresos efectivos y los gastos de la DFMS, relacionando los gastos con las prioridades de la Iglesia, se publicará en el sitio web de la DFMS cuando se finalice.

Un informe anual de los saldos de fondos fiduciarios con narraciones se publicará en el sitio web de la DFMS cuando se finalice.


Ver versión original