La Cámara de Diputados informa a la Cámara de Obispos que el 13 julio de 2018 consideró D006 (Tecnología: Solo Transición: Automatización y Nuevas Tecnologías). El acto de la Cámara es:

Coincidir

Se resuelve, con la aprobación de la Cámara de Diputados, Que la 79.ª Convención General de la Iglesia Episcopal ruegue a nuestros miembros, la Oficina de Relaciones Gubernamentales y otras agencias, congregaciones y diócesis a abordar las necesidades y oportunidades de la transición económica local y global, ya que tal cambio afecta la capacidad y la dignidad de los seres humanos y el bienestar de los hijos de Dios. Como participantes en economías locales y globales, como ciudadanos y como defensores, la Iglesia Episcopal insta a la fidelidad a estos principios :
-Preparar e invertir en las personas para que la sociedad en su conjunto, incluidos los trabajadores y las comunidades locales, estén listos para la transición económica

Se resuelve, Que la Iglesia Episcopal apoye
-La inversión pública en educación y desarrollo de habilidades necesarias para ayudar a los individuos, las familias y las comunidades a hacer una transición hacia nuevas industrias debido a que algunos sectores se ven reducidos mientras que las oportunidades que requieren habilidades especiales crecen en otros campos; y asimismo

Se resuelve, Que la Iglesia Episcopal apoye
-La transición hacia una economía sustentada en energías limpias que cumpla con las metas establecidas para mitigar el cambio climático y que también incluya apoyo a buenos empleos (es decir, empleos con salarios dignos y prestaciones que permitan mantener a una familia)
en las nuevas industrias de energía limpia, así como la implementación de nuevos estándares tecnológicos, reconociendo que los empleos basados en la industria del carbón a menudo son cargos sindicalizados; y asimismo

Se resuelve, Que la Iglesia Episcopal respalde el principio y el objetivo de la financiación pública para
-Acceso universal a programas universitarios que preparen a los alumnos con habilidades que les permitan satisfacer las necesidades de la fuerza laboral presente y futura, o modelos similares que estén bien expresados con programas de universidades técnicas, sindicatos laborales y otras organizaciones, además de programas para el desarrollo del personal de los empleadores, para ofrecer salarios sustentables y experiencia educativa en el empleo; y asimismo

Se resuelve, Que la Iglesia Episcopal apoye
-Políticas públicas como son los acuerdos de beneficios comunitarios y los acuerdos de contratación local en proyectos de obras públicas y desarrollo industrial subsidiado con fondos públicos para promover el control local y democrático sobre el desarrollo y las vías hacia los empleos para residentes locales de bajos recursos;

-Los derechos de los trabajadores en cualquier sitio para organizar, ya sea en sindicatos laborales tradicionales o en nuevas formas de organización de trabajadores, a fin de que se escuche su voz en sus sitios de trabajo y en el desarrollo de políticas sectoriales y políticas industriales a nivel nacional a medida que el cambio tecnológico continua generando cambios profundos y veloces dentro del mercado laboral tanto en los Estados Unidos, como alrededor del mundo.


Ver versión original