La Cámara de Diputados informa a la Cámara de Obispos que el 13 julio de 2018 consideró D077 (Justicia Criminal: Reducir las Sentencias de Pena de Muerte). El acto de la Cámara es:

Coincidir

Se resuelve, con la autorización de la Cámara de Diputados, Que la 79a Convención General de la Iglesia Episcopal ratifica el principio bien establecido y adoptado por la Iglesia Episcopal de que la Pena de Muerte en los Estados Unidos debe ser repelida; y asimismo

Se resuelve, Que las sentencias de todas las personas que han sido sentenciadas a Muerte en los Estados Unidos de América sean reducidas a una Sentencia menos severa o, si son inocentes, se les conceda la exoneración; y asimismo

Se resuelve, Que el Secretario de esta 79a Convención General de la Iglesia Episcopal transmita, expida y envíe esta Resolución a los Gobernadores en todos los Estados donde la Pena de muerte es legal y al Presidente de los Estados Unidos de América, instándolos a reducir la Sentencia de Muerte a una Sentencia menos severa para todas las personas que están en el Pabellón de la Muerte en cada una de sus jurisdicciones y a presentar y apoyar la legislación para derogar y abolir la Pena de Muerte, y asimismo

Se resuelve, Que el Secretario de esta 79a Convención General de la Iglesia Episcopal transmita, expida y envíe esta Resolución a todos los Obispos de las Jurisdicciones Estatales y Federales donde es legal la Pena de Muerte, instándolos a nombrar grupos de trabajo de clérigos y laicos dentro de cada una de sus jurisdicciones para desarrollar un plan para abolir la Pena de Muerte, atestiguar en el nombre de Jesucristo y solicitar que estos Obispos informen sobre sus actos al Obispo Presidente de la Iglesia Episcopal cada año hasta la 80a Convención General, a más tardar el 30 de junio de 2019, el 30 de junio de 2020 y el 30 de junio de 2021, todos dichos informes estarán disponibles para comulgantes laicos y clérigos de la Iglesia Episcopal; y asimismo

Se resuelve, Que la 79a Convención General le pida a las Diócesis, congregaciones y Episcopales que aboguen por la aprobación de leyes estatales que eliminen la Pena de Muerte y que feliciten a los gobernadores que hayan suspendido la Pena de Muerte en sus estados.


Ver versión original